Saltar al contenido
CASCOS.store

Cascos Arai

Arai es una de las mejores marcas de cascos. Pueden presumir de ostentar diversos premios de organismos independientes, el reconocimiento de los usuarios y una reputación excelente en competición. Arai es una empresa familiar que tiene como único objetivo fabricar los mejores cascos. Desde hace más de 65 años los cascos Arai son sinónimo de seguridad y comodidad para el motociclista.

Los cascos Arai se fabrican con calota de composite  a mano. Los modelos que puedes comprar en su catálogo son los mismos que usan los pilotos de cualquier disciplina motociclista. Tienen modelos de casco integral, dual, jet, de trial y off-road. Además disponen de una línea de cascos para niños.

Catálogo de Cascos Arai en Oferta

Los modelos más buscados de Arai son: TOUR X4, RX 7V, CHASER y QV PRO.

Integral

No products found.

No products found.

No products found.

No products found.

No products found.

Motocross

No products found.

Jet

Dual

No products found.

Classic

Ver la lista de Cascos Arai en OFERTA de Amazon

«Los cascos Arai son caros, pagas la marca pero no se diferencia de otro casco homologado»….¿Seguro?

Mucha gente piensa que la homologación del casco es garantía de su comportamiento, pero esto no es así. La homologación indica que el casco cumple unos requisitos mínimos de seguridad para poder ser comercializado y utilizado en las vías públicas.

La homologación no es el objetivo de las grandes marcas de cascos, es su punto de partida. Los cascos Arai buscan el mayor nivel de protección en todas condiciones. De poco sirven los tests de laboratorio en condiciones estándar frente a la vida real, y si no te lo crees mira los siguientes vídeos y piensa si cualquier casco hubiera superado estos «tests»…

No quiero imaginar el resultado de estos tremendos accidentes con cualquier otro casco «homologado». Y se que muchos pensareis que esto sólo pasa en las carreras pero desgraciadamente no es así. En las carreteras los accidentes son mucho peores y los golpes mucho más duros contra obstáculos fijos o en movimiento (guardarrailes, coches, farolas, árboles, bordillos,…)

Función sobre Estilo, Rendimiento sobre Beneficio.

La fabricación de cascos Arai surgió como una necesidad, no como un negocio. La familia fundadora es motociclista y se siente orgullosa de que sus cascos sean los número 1, como sinónimo de protección y no en número de ventas.

Este espíritu se contagia a los trabajadores de la fábrica, que fabrican a mano todos los cascos. Cada integrante del equipo se responsabiliza personalmente de su trabajo, consiguiendo un nivel de calidad excepcional. No deben rendir cuentas frente a accionistas, consejos de administración o inversores, su única preocupación es hacer bien su trabajo para que cada casco garantice la seguridad del usuario y cumpla sus expectativas.

Tecnología de los cascos Arai

Arai no se caracteriza por ser una marca demasiado innovadora. Son expertos conocedores de los componentes de un casco y su fuerza se basa en el estudio y la mejora de cada parte. Por pequeño que sea el incremento de prestaciones, la suma de todas las mejoras aporta una diferencia sustancial frente al resto de marcas del mercado. Con más de 65 años de experiencia saben lo que mejor funciona y trabajan para mejorarlo cada día.

R75 SHAPE. La forma perfecta.

La función principal de un casco es absorber la energía de impacto. Esta característica se mide en laboratorio mediante ensayos normalizados, sobre puntos específicos y con una energía y un ángulo determinados. Sin embargo, en condiciones reales la velocidad y la energía cinética es mucho mayor, además el impacto puede producirse en una área mayor y en repetidas ocasiones.

Queda claro que las circunstancias y condiciones de un accidente real no son predecibles y no tienen nada que ver con los ensayos en laboratorio. En condiciones reales la energía cinética resultado de la velocidad no podría ser totalmente absorbida por ningún casco. Por esto, es de vital importancia la capacidad del casco para «desviar» y dispersar la energía. Toda la energía «desviada» no tiene que ser absorbida por el casco.

Las calotas de los cascos Arai están diseñadas con la forma R75, más redondeada, suave y resistente que otros cascos de la competencia. Esta forma facilita el deslizamiento del casco sobre los obstáculos y evita que se pueda quedar trabado. Esta es la mejor manera de disminuir la energía cinética sin necesidad de poner a prueba los límites de capacidad de absorción del casco.

VAS (Sistema de Eje Variable)

El último desarrollo técnico de la marca es el VAS, un nuevo diseño de pantalla que aumenta el área de protección en la zona de las sienes. El diseño estándar de anclaje y apertura del visor se encuentra a la altura de las sienes. Esto supone menor superficie de protección ya que la zona del anclaje es un punto débil de la calota.

El nuevo diseño de pantalla de Arai rebaja en 24mm la posición del anclaje, lo que deja mayor superficie de protección en la zona de las sienes. Esta es la última solución ideada por Arai para mejorar la capacidad de «desviación» de energía de sus cascos.

Confort extremo con los acolchados ajustables

El confort de un casco es un punto básico de su seguridad activa. La comodidad del piloto mejora su concentración haciendo que cometa menos errores, de esta forma es como un buen casco contribuye a mejorar la seguridad activa del usuario.

Los acolchados de tejido termo-regulable y antimicrobiano regulan la sudoración y el confort térmico, manteniéndose limpios durante más tiempo. Los cascos Arai tienen un acolchado totalmente extraíble y lavable compuesto por diversas piezas que garantizan un ajuste óptimo. El confort total se obtiene con las almohadillas de microajuste que incorporan algunas piezas clave del interior como los acolchados de las sienes, la coronilla y las mejillas. Estas piezas tienen una espuma compuesta por capas que pueden añadirse o retirarse para obtener un ajuste firme y cómodo para cada cabeza.

Correa periférica de superfibra orientada

Arai fabrica todos sus cascos de composite con refuerzo de fibras de carbono o vidrio. Las estructuras fabricadas en varias capas tiene una capa intermedia en forma de red estructural que mejora la adhesión entre las capas, su resistencia, la transmisión de fuerzas y la flexibilidad.

Como elemento diferencial, los cascos Arai son los únicos que incorporan la correa periférica de superfibra orientada. Se trata de un refuerzo en forma de cinturón justo en el borde superior del hueco del visor y que se prolonga hacia los laterales. Esta pieza mejora la resistencia y la flexibilidad del casco al tiempo que reduce su peso y su espesor. Esto además permite reducir el espesor del interior de EPS y mejora el campo de visión del piloto.

Seguridad y comodidad, el origen de Arai

Hirotake Arai, fundador de cascos Arai, tenía una fábrica de sombreros, pero era un apasionado motero y pronto advirtió la necesidad de protección de los motoristas. En los años 50 no había fabricantes de cascos en Japón y tampoco podían importarlos. Hirotake se propuso fabricar una protección eficaz para sus amigos y para sí mismo. Así es como nacieron los cascos Arai, como una necesidad de protección y no como un negocio.

Como fabricante de sombreros Hirotake sabía que no había dos cabezas iguales. Esta es la razón por la que el ajuste óptimo, ya desde los inicios, es una obsesión para Arai. Por otra parte, ante la carencia de normas y leyes, Arai tuvo que desarrollar una serie de normas y equipos de medida para comprobar la resistencia de los cascos y garantizar su comportamiento.

Objetivo: Ser el fabricante de cascos número 1 del mundo

A principio de los 70 todos los cascos del mercado eran muy similares en cuanto a prestaciones. Mitch Arai, hijo del fundador, no quería conformarse con ser uno más y en 1976 decide marcarse un objetivo ambicioso: ser el fabricante de cascos número uno del mundo.

No existía un plan de ejecución y el objetivo ni siquiera estaba claro. ¿Qué significa ser el número 1? ¿Es el que más cascos vende, el que más campeonatos consigue, el que más dinero gana,…? Era una época complicada, con cambio generacional y novedades con escaso éxito.

Fabricar cascos mejores

Entonces Mitch Arai centró todos sus esfuerzos en elaborar los mejores cascos. No le interesaban los números de ventas ni quería ganar mucho dinero, su obsesión era la protección. Él también era motero y quería que los cascos que portaban su apellido fueran reconocidos por ser los mejores y más seguros del mundo.

Mitch era consciente de la importancia que tenía una calota resistente y redondeada. Sabía que era la forma adecuada de sortear los obstáculos, impedir la penetración y disipar la energía. Arai había sentado las bases para fabricar los cascos más seguros del mercado y así se reconoce su validez hasta nuestros días.

Experimentó durante años un método de fabricación capaz de ofrecer un buen ratio de resina y fibra de refuerzo, con un espesor uniforme y controlable, pero llegó a la conclusión de que no era posible. Frente a esto ideó un doble sistema de control de la calidad que verifica las tolerancias dimensionales de la calota. Este sistema requiere un mayor trabajo manual y la implicación de los trabajadores, pero ha demostrado ser eficaz y se sigue aplicando hoy en día a toda la producción de Arai.

Posteriormente se mejoró el interior absorbente de EPS añadiendo zonas de múltiple densidad. De esta forma aumenta la absorción de energía con un mínimo espesor y mejora la ligereza del casco. Los ingenieros de Arai han seguido mejorando cada parte del casco, partiendo de lo que funciona y buscando la optimización.

Probado en competición

Tras comprobar el resultado de la calota mejorada y el absorbente de densidad múltiple, Arai decidió contrastar el comportamiento en las carreras.

Casco arai kevin schwantzPrimero en Japón y posteriormente en EEUU, los pilotos reconocieron en Arai un casco superior. Este hecho fue clave para alcanzar un merecido prestigio que se trasladó a los mercados. Así fue como, a través de las carreras y del campeonato de Moto GP en particular, Arai fue conocida en todo el mundo por ser la marca de cascos más segura y preferida por los pilotos. Se cumplía el sueño de Mitch, la empresa de su familia era reconocida por ser la fabricante de cascos número uno del mundo.